Tecnologías de radio, ¿cuál se adapta mejor a mis necesidades?

Dentro de las soluciones de radio profesional, a lo largo de los últimos años se han desarrollado diversas tecnologías y estándares.

En el mundo de las comunicaciones privadas, los usuarios demandan y requieren una serie de funcionalidades que estas tecnologías han tenido que desarrollar. En primer lugar, se pretende que el sistema de comunicaciones sea lo más estable y robusto posible, sería difícil de entender que en una situación de emergencia los servicios de ayuda no pudieran comunicarse entre ellos, y por este motivo el sistema de radiocomunicaciones es una de las herramientas más valiosas para desarrollar su trabajo de una manera exitosa. Por todo ello, el nivel de disponibilidad será uno de los factores determinantes a la hora de elegir una tecnología u otra.

Pero además, en el diseño de una red de telecomunicaciones hay que tener en cuenta una serie de factores importantes, como son la escalabilidad, que pueda expandirse y crecer según lo hacen las necesidades; interoperabilidad, para lo cual se hace necesario trabajar sobre protocolos y estándares globalmente aceptados; la conectividad, si hay necesidad de establecer comunicaciones con terminales telefónicos o incluso de otras tecnologías de radio, o una larga vida útil, entre otras.

TETRA (Terrestrial Trunked Radio) es un estándar de radio digital definido por el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones (ETSI). Se trata de un estándar abierto, de banda estrecha, centrado en satisfacer las necesidades de comunicaciones críticas en el mercado de la Seguridad Pública y agencias gubernamentales de Seguridad. Entre sus ventajas ofrece una gran eficiencia espectral, altos niveles de seguridad, interoperabilidad y la escalabilidad. Además, ofrece todas las funcionalidades requeridas en un sistema de radiocomunicaciones (llamadas de grupo, de emergencia, mensajes, prioridad de llamadas, comunicaciones en modo directo, full dúplex, geolocalización…) y tiene, además de los servicios de voz, la capacidad de transmitir datos de manera simultánea. TETRA acredita una alta eficiencia espectral, empleando canales de 25Khz en los que mediante la técnica TDMA (Multiplexación por División en Tiempo), permite el establecimiento de cuatro comunicaciones simultáneas.

Asimismo, este tipo de sistemas se pueden integrar con otras aplicaciones mejorando las prestaciones de las comunicaciones y soporta grandes volúmenes de tráfico. Todo ello ha provocado que su presencia en el mercado no haya dejado de crecer, y se estima que hay unos 3 millones de usuarios activos en todo el mundo, ya no solo en el ámbito de la seguridad pública, sino que su aceptación ha ido más allá de su propósito originario y se ha convertido en el estándar de facto para las comunicaciones de voz y datos cortos en el sector del transporte ferroviario, además de implantarse en otros sectores como las utilities e industria.

El DMR (Digital Mobile Radio) es un protocolo más reciente, publicado por el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones (ETSI), y está concebido para conseguir una mejora de la eficiencia espectral sobre la radio analógica tradicional PMR. Dirigido a usuarios profesionales, aunque en sus comienzos no se concibió para la misión crítica, también se está empleando en redes de seguridad pública, y su principal ventaja es que ofrece un despliegue sencillo. Además, trabaja en las mismas frecuencias que los sistemas analógicos, de ahí que en ocasiones se considere como su sustituto “natural”, siendo una solución apta para cubrir áreas de tamaño amplio pero con poco tráfico.

Ofrece distintos niveles, desde el Tier I, que básicamente es la evolución del Walkie-Talkie convencional, al Tier III, que se refiere a sistemas troncalizados que permiten dar cobertura a zonas mayores y que funcionan como una red integrada. Al igual que TETRA, DMR Tier III emplea la técnica TDMA, pero con canales de 12,5Khz y 2 slots, es decir, que en lugar de cuatro comunicaciones simultáneas, permite dos. En cualquier caso, es una tecnología menos madura, con servicios de datos más limitados y menos servicios definidos para entornos de alta seguridad, lo que hace que encontremos menos referencias en el mercado de grandes sistemas troncalizados desplegados con esta tecnología.

Por su parte, el P25 es un conjunto de estándares abiertos resultado de los esfuerzos combinados de organizaciones de seguridad pública de los Estados Unidos, y estandarizados y mantenidos por la Telecommunications Industry Association (TIA), y es la tecnología más extendida en Norte América en el ámbito de la seguridad pública. Su objetivo es ofrecer una solución para el entorno de Estados Unidos, que se caracteriza por tener grandes áreas de cobertura y una baja densidad de usuarios.

El P25 cuenta con tres modos de operación: el modo analógico; el digital convencional, en los que los usuarios manualmente seleccionan el canal deseado, y el troncalizado, en el que seleccionan el grupo en el que quieren hablar y el sistema dinámicamente los dirige hacia un canal disponible. Se trata de una tecnología que, como TETRA, cumple los requerimientos básicos de voz de usuarios de seguridad pública aunque con limitaciones respecto a TETRA, como son una menor interoperabilidad entre diferentes fabricantes y mayor limitación de los servicios de transmisión de datos disponibles.

Finalmente, el LTE es el estándar de comunicación móvil de capacidad de transmisión banda ancha conocido en el ámbito comercial como tecnología 4G. Ofrece una comunicación digital IP extremo a extremo, cuya definición y estandarización es responsabilidad del 3GPP. Para entornos de radio profesional, este estándar da respuesta a necesidades de transmisión de altos volúmenes de datos que no son posibles utilizando las actuales tecnologías de banda estrecha PMR, como TETRA, y mucho menos DMR y P25. Así, esta tecnología está permitiendo dar respuesta a las necesidades de transmisión de datos masivos, fundamentalmente vídeo, en escenarios de seguridad pública, emergencias y transporte.

HACIA LAS SOLUCIONES HÍBRIDAS.

El sistema eNEBULA de Teltronic suponen un paso más allá, creando una infraestructura de comunicaciones que toma como referencia las especificaciones del ETSI y del 3GPP para los accesos radio basados en TETRA y LTE, ofreciendo de este modo la posibilidad de acceder a soluciones de mercado que tienen las ventajas nativas de la tecnología TETRA a la vez que se sientan las bases para ofrecer servicios banda ancha prestados con tecnología LTE.

Esta infraestructura permite una transición progresiva desde los despliegues TETRA existentes hacia redes que incorporen aplicaciones basadas en la banda ancha LTE, ofreciendo un conjunto de aplicaciones de valor añadido en centros de control, servicios de transmisión de video en movilidad y comunicaciones de voz integradas en entornos críticos. Una solución que integra diferentes tecnologías de radio, y con la flexibilidad necesaria para cubrir todos los requisitos de los usuarios.